Iriatherina werneri (M)

(Código: 0087)

Enviar a un amigo
Iriatherina werneri (M)
Orden: Atheriniformes
Familia: Melanotaeniidae
Sinonimos: Ninguno
Nombre común: Arco iris filamentoso
Tamaño: 4 cm.
Procedencia: Sur de Nueva Guinea (Ríos Merauke y Fly) y Norte de Australia (Río Jardine, Cabo York)
Dimorfismo sexual: El macho tiene el cuarto radio de la segunda aleta dorsal y el quinto radio de la anal muy alargados. La aleta caudal tiene
forma de lira. Todas las aletas de la hembra son más cortas

Forma de vida: Viven en cardúmenes en riachuelos, terrenos inundados, pantanos y lagunas; siempre en zonas con abundante vegetación. Son pacíficos y generalmente nadan en las aguas de media altura.

Mantenimiento: En acuarios de conjunto o específicos con al menos 60 cm de longitud, el suelo de arena y plantas (algunas de hojas finas) en el fondo y los laterales, dejando la parte central libre para la natación. Como compañeros en un acuario de conjunto Melanotaenia maccullochi y/o Pseudomugil gertrudae. No conviene juntarlos con peces arco-iris grandes y veloces. Temperatura 24-28 ºC, pH 7-7,5, dGH 10-15º. Iriatherina werneri no está muy predispuesto a enfermedades, pero un mantenimiento en agua blanda y ácida puede ocasionar una infección de las aletas por bacterias.

Alimentación: Es carnívoro y omnívoro, comida viva de todo tipo (con preferencia por los Daphnias y Cyclops), alimento congelado y los copos y gránulos para peces tropicales. Alimentar en pequeñas cantidades, porque la comida que llega al suelo ya no será aprovechada.

Reproducción: Si los peces están en un ambiente adecuado empiezan la reproducción a partir de la edad de seis meses. Los machos luchan entre ellos por las hembras y pueden girar durante horas alrededor de una hembra con las aletas muy abiertos. A veces tan abiertas que llegan a rasgarse, pero no es grave y se curan totalmente y con rapidez. Con vibraciones de las aletas dorsales intentan llevar a las hembras hacia las plantas de hojas finas. Allí se produce el desove de unos 5 a 30 huevos cada vez, que son fecundados en el acto por el macho. El brusco movimiento, con el que se separan ambos peces, esparce los huevos entre las plantas donde se quedan pegados. Generalmente los padres no devoran los huevos, aunque puede que alguno, no pegado, sea consumido. La incubación dura entre 6 y 8 días dependiendo de la temperatura. Los recién nacidos tienen un pequeño saco vitelino y después de algunas horas inflan su vejiga natatoria y empiezan a nadar. Durante los primeros días aun no pueden comer nauplios de artemias o cyclops. Se recomienda alimentar a las crías con rotíferos, alimento seco en polvo, hojas de ortiga en polvo y yema de huevo seca y pulverizada. Los paramecios no sirven como alimento porque pueden dañar a las crías. Éstas prefieren nadar cerca de la superficie y en agua con una ligera corriente. Por tener un metabolismo rápido están casi todo el día comiendo. Con una alimentación adecuada tendrán el vientre siempre lleno y redondo, fácilmente observable con una lupa. El crecimiento es lento e irregular durante los primeros meses. Un método racional de reproducir estos peces consiste en colocar algunas parejas en un acuario de 40-50 litros sin suelo. Como sustrato para el desove ponemos un manojo de Musgo de Java (Vesicularia dubyana) El agua de este acuario para el desove la filtramos y semanalmente sifonamos la suciedad del suelo, reponiendo el agua perdida en esta operación. Parejas en buenas condiciones y bien alimentadas desovan casi permanentemente, aunque con intervalos de descanso. Antes del nacimiento de las primeras crías retiramos el musgo con los huevos para colocarlo en otro pequeño acuario con el agua adecuada para el desarrollo de los huevos, es decir: pH 7,5, dGH 10-15º, dKH 2-4º. Los huevos eclosionan también en agua más blanda y algo ácida, pero esto frenará el primer desarrollo de las crías.

AUTOR DE LA FICHA: Pablo Siebers - http://www.mundoacuariofilo.org/index.php/fzoo


Compartir