Hoplosternum thoracatum

(Código: 1225)

Enviar a un amigo
Hoplosternum thoracatum
Orden: Siluriformes

Familia: Callichthyidae

Subfamilia: Callichthyinae

Sinonimos: Callichthys thoracatus, C. longifillis, C. personatus, C.exaratus, H.thorae, H.longifillis, H.magdalenae

Nombre común: Hoplo moteado, Hoplo porteño (según Mini-Atlas del Dr.Axelrod

Tamaño: 18 cm.

Procedencia: Sudamérica: Brasil, Guyana, Martinique, Paraguay, Perú, Venezuela.

Dimorfismo sexual: Los machos tienen las aletas pectorales más desarrolladas con el primer radio más ancho y dentado. El vientre del macho es de color gris violáceo, mientras en la hembra es blanco.

Forma de vida: Viven en grandes grupos en las aguas poco profundas de los meandros cortados de los ríos. En este biótopo el suelo es fangoso y la vegetación muy abundante (cañaverales) Son pacíficos salvo los machos en la época de la reproducción. Como todos los peces de la familia Callichthyidae pueden utilizar el aire atmosférico por medio del tubo digestivo. Hacen subidas rápidas a la superficie tragando aire, que es inmediatamente expulsado como burbujas por el recto. La mucosa del tubo digestivo contiene numerosos vasos capilares sanguíneos a través de los cuales el oxígeno pasa a la sangre.

Mantenimiento: Son peces muy resistentes cuyo mantenimiento no ofrece problemas. Prefieren acuarios sombreados con suelo blando, oscuro y suficientes refugios. Parámetros del agua: Temperatura entre 18 y 28 ºC; pH 5,5-8,3; dureza hasta dGH 20º.

Alimentación: Son omnívoros y limívoros. En el acuario toda clase de comida viva de pequeño tamaño, comida congelada y alimentos comerciales para comedores de fondo (tabletas).

Reproducción: En la naturaleza la reproducción coincide con el inicio de la época de lluvias. Recomendable en un acuario específico; en pareja o con un macho y dos hembras. El macho construye un verdadero nido uniendo trozos de plantas con saliva y barro. A continuación sopla burbujas de aire cubiertas de saliva por debajo del nido, consiguiendo que éste se eleve varios centímetros por encima de la superficie. Allí el nido se endurece y queda flotando; en total unos 20 cm de diámetro. Para cortar los trozos de plantas el macho utiliza sus aletas pectorales y sus barbas largas le ayudan para ensamblarlos. Durante la construcción las hembras se acercan interesadas en la obra, pero el macho se muestra agresivo y no las tolera cerca. Una vez terminada la construcción el macho acepta una hembra y empieza el desove. La hembra, nadando de espalda o de lado, deposita algunos huevos en el "bolsillo" que forman sus aletas ventrales colocándoles a continuación entre las burbujas de espuma del nido. Mientras, el macho, también en posición invertida, deposita esperma entre la espuma y cuida de que todos los huevos entren en el nido. Después de un momento de descanso el acto se repite muchas veces hasta que la hembra ha introducido entre 100 y 200 huevos en el nido que cada vez son cuidadosamente cubiertos con la espuma por el macho. Después del desove es recomendable retirar a la(s) hembra(s). El macho sigue cuidando el nido durante la incubación (entre 3 y 5 días) y a los recién nacidos, que comienzan a nadar al cabo de 48 horas. Cuando han consumido su saco vitelino necesitan ser alimentados con infusorios y más tarde con nauplios de artemia. Son lucífugos por lo que suelen quedarse bastante tiempo dentro o debajo del nido al abrigo de la luz.

AUTOR DE LA FICHA: Pablo Siebers - http://www.mundoacuariofilo.org/index.php/fzoo

Compartir